historia fatima

Las apariciones de Nuestra Señora se anunciaron una año antes mediante tres apariciones de un Angel quien preparó a los pequeños testigos para que se convirtieran en mensajeros de la Madre de Dios.

Las apariciones del Angel

lucia francisco jacinta

La primer aparición

En Primavera de 1916 Lucia Dos Santos, a la edad de 9 años, junto con Francisco y jacinta Marto, de 8 y 6 años, respectivamente, estaban en el prado con sus ovejas. Empezó a llover, y se refugiaron en una cueva. Ya que la lluvia terminó y el sol salió, los niños permanecieron en la cueva para comer, rezar el Rosario y jugar matatena. Había jugado, cuando en ese día sereno se sintió un aire fuerte que doblaba los arboles y de repente una luz blana los envolvió. Entre esa luz apareció una nube en forma de un hombre joven, quién les dijó: "No teman, Soy el Angel de la Paz. Oren conmigo!" El Angel se arrodilló y se semiflexionó. Los niños imitaron al Angel y repitieron estas palabras tres veces: "Dis Mío, yo creo, te adoro, espero y te amo. Te pido perdones a aquellos que no creen, no te adoran, no esperan y no te aman." Despues se levantó y les dijo: "Oren de esta manera. Los corazones de Jesus y María estan atentos a loa voz de sus súplicas."


La segunda aparición
Ocurrió cuando los pequeños estaban jugando cerca de la casa de Lucía. El Angel les dijo: "¿Qué están haciendo? Oren! Oren mucho. Los corazones de Jesús y María tienen planes piadosos con ustedes. Ofrezcan oraciones y sacrificios a la Divinidad." Los niños preguntaron: "¿Qué tanto debemos sacrificarnos?" El Angel respondió: "Hagan un sacrificio de todo lo que realizan, y ofrézcanlo como un acto de enmienda de todos los pecados por los cuales Dios esta ofendido, y como una petición de la conversión de los pecadores. Por medio de esto su país tendrá la paz. Yo soy el angel guardian, el Angel de Portugal. Sobretodo acepten y soporten con sumisión todo el sufrimiento que Dios les enviará." A partir de ese momento, empezaron a ofrecer al Señor todo como sacrifico, tratando de evitar todo tipo de mortificación y pena, mas bién, se pasaron rezando la oración que el Angel les había enseñado.

 


La tercera aparición La tercera aparición

Esta ocurrió durante el verano en Cabeco. Los niños empezaron a hacer oración cuando vieron al angel, quien tenía en su mano un cáliz, sobre el cual estaba una hostia, de la cual caían gotas de sangre hacia el cáliz. El angel se arrodilló repitió tres veces con los niños: "La Bendita Trinidad - Padre, Hijo y Espíritu Santo - yo los adoro profundamente. Yo les ofrezco el preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Jesús Cristo, presente en todos los tabernáculos del mundo, en reparación de todos los insultos, sacrilegios e indiferencias que lo ofenden. Y por medio de su preciosísimo Corazón Sacramentado y el Inmaculado Corazón de María, pido la conversión de los pobres pecadores." Despues se levantó, tomó la Hostia, y la dió a Lucía, mientras que el contenido del cáliz lo dió a Jacinta y Francisco, y dijo: "Tomen el cuerpo y la sangre de Jesús Cristo, quién es insultado por los hombres desagradecidos. Reparen sus pecados y complazcan a su Dios." giato dagli uomini ingrati. Riparate i loro delitti e consolate il vostro Dio."

 

 

Las apariciones de Nuestra Señora

aparición de Nuestra SeñoraLa primer aparición

Un Domingo, Mayo 13 de 1917 los niños pastoreaban sus rebaños como siempre en Cova de iria, que esta a una milla de sus casas. Estaban jugando, cuando de repente una inmensa luz blanca apareció en el aire. Ellos la describían como un relámpago brillante. No era realmente un relámpago, mejor aún, era el reflejo de una luz que venía aproximándose a ellos poco a poco. Atemorizados por la luz, los niños miraban el cielo en busca de alguna nube, pero el cielo estaba limpio y azul. El sol estaba en todo su esplendor, y ni siquiera había indicios de alguna posible tormenta que pudiera provocar dicha luz. Los niños, sin embargo, decidieron encaminarse a casa por si acaso empezaba a llover. AL momento en que descendían por la pradera, otra luz los tomó por sorpresa. Con pánico, retrocedieron unos cuantos pasos, y miraron hacia la derecha. Allí, en el follaje, parada sobre un pequeño peñazco, "una mujer vestida toda de blanco, más brillante que el sol, con destellos de rayos de luz, una claridad más fuere que un vaso de agua lleno de agua burbujeante, atravesada por los rayos de sol". La Señora les habló y les dijó: "No teman! no les haré daño." "¿De donde eres?" los niños le preguntaron. "Vengo del cielo" contestó la hermosa Señora dirijiendo su mano hacia el horizonte. "¿Qué quieres de mí?" Lucía preguntó. "Vine a pedirte que vengas aquí por seis meses consecutivos, el día trece a la misma hora de hoy. Luego te diré quién soy y que es lo que deseo. Después apareceré una séptima vez." Lucía dijó: "¿Vienes del cielo..... iré al cielo?" " Sí, si irás." "¿Y Jacinta?" "También" "¿Y Francisco?" "Él también, pero necesitará rezar muchos Rosarios". Al final Nuestra Señora preguntó: "¿Quieren ofrecerse símismos a Dios, y soportar todo el dolor que el les desea enviar, como un acto reparador de todos los pecados que le ofenden, y pedir por la conversión de los pecadores?" "Si aceptamos." Contestaron los niños. "Sufrirán mucho, pero la Gracia de Dios será su comfort." Enseguida abrió sus manos con un gesto lleno de amor, como una madre que ofrece su corazón. De éste salió una luz inmensa que pareció penetrar en los niños. La visión se desvaneció diciéndoles: "Recen el Rosario todos los días para obtener la paz del mundo y el fin de la guerras." Y desapareció.

 

Segunda apparición

El 13 de junio de 1997, los niños estaban acompañados de 50 personas. Los niños estaban rezando el Rosario, cuando de nuevo apareció el relampagueo, y enseguida se apareció Nuestra Señora en el mismo sitio como en Mayo. "¿Qué quieres de mí?" Lucy preguntó. "Deseo que vengas aquí el día trece del próximo mes; que reces el Rosario todos los días, y que aprendas a leer. En los meses consecutivos te diré que mas quiero." "Me gustaría pedirte que nos lleves al cielo", dijo Lucy. "Si, Jacinta y Francisco estan entre los pocos que van al cielo, pero todavía tienen que estar aquí un tiempo mas. Jesus quiere con la ayuda de ustedes hacerme conocida y venerada. Dios quiere que permanezcan en el mundo por más tiempo porque el quiere utilizarlos para establecer en el mundo una devoción a mi Inmaculado Corazón. Prometo la salvación a aquellos que abrazen esta devoción, sus almas serán amadas por Dios, como flores que pondré yo misma para adornar su trono." Lucía preguntó: "¿Voy a estar sola?", "No te afligas, nunca te abandonaré. Mi Inmaculado Corazón te servirá de refugio y a través de él irás a Dios." Despues abrió sus manos y emanó su luz hacia los niños, Jacinta y Francisco parecían estar envueltos en la luz que iba hacia el cielo, Lucy en la luz que se derramaba en la tierra. En frente de la palma de la mano derecha de Nuestra Señora había un corazón rodeado de espinas que lo atravesaban. Comprendieron que era el Inmaculado Corazón de María de María atormentado por los pecados de los hombres, y entonces María pedía una reparación.

 

Tercera apparición

En Julio 13 de 1917, rezaron el Rosario con la multitud, vieron el relejo de la luz que anteriormente se había presentado, y al Señora en el mismo lugar. Lucy preguntó: "¿Qué deseas de mí?" Ella contestó: "ven el día trece del próximo mes, que continues rezando el Rosario a Nuestra Señora del Rosario para obtener paz en el mundo y el fin de las guerras, porque solo ella será capaz de asistirlos." Lucy dijo: "Quiero que nos digas quien eres, y que realizes un milagro para que todos crean que tu te apareces." Ella contestó: "sigue viniendo aquí. En Octubre te diré quién soy, lo que quiero, y realizaré un milagro que todos podrán ver y luego creer. Sacrifiquense a usted mismos por los pecadores, y digan esta oración, especialmente durante algún sacrificio: Jesus mío, te ofrezco esto en amor a ellos, por la conversión de los pecadores, y en reparación de todos los pecados cometidos contra el Inmaculado Corazón de María." Mientras ella decía estas palabras, Nuestra Señora les extendió sus manos, y salían rayos que parecían penetrar la tierra. Todo se desvaneció en un solo instante, y los niños vieron el infierno, asustados, levantaron sus ojos hacia Nuestra Señora quien les dijo: " Han visto el infierno, a donde van las almas de los pobres pecadores. Para salvar a las almas futuras Dios desea establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón. Si la gente hace lo que les pido, mucha gente se salvará." Luego añadió: "Si mis peticiones son cumplidas, Rusia se convertirá y habrá paz. Pero si no, sus errores se harán sentir y se desatarán guerras y persecución a la iglesia. Los buenos serán martirizados, Dios Padre sufrirá mucho, y varias naciones se destruirán.... pero al final mi Inmaculado Corazón triunfará. El Padre me consagrará Rusia y Rusia se convertirá, y un período de paz se otorgará al mundo". "¿Quieren aprender una oración?" preguntó María, "Sí!" respondieron los niños. "Cuando recen el Rosario, digan al final de cada decena: Jesus mío, perdona nuestros pecados, sálvanos del fuego del infierno, y lleva nuestras almas al cielo, especialmente a aquellos que necesitan más de tu Misericordia."

 

Cuarta apparición

En Agosto las autoridades civiles habían advertido a los niños de no ir al siguiente encuentro del día 13, el cual había reunido mucha gente. Se encerró a los niños durante 2 días y los amenazaron con muchos tormentos si no se retracataban, pero los niños no se rindieron, estaban dispuestos a ofrecer sus vidas y no traicionar la promesa que le habían hecho a Nuestra Señora. Cuando los dejaron salir el 19 de Agosto, mientras alimentaban al rebaño en un lugar llamado Valinhos, vieron a Nuestra Señora en un peñasco. "¿Qué necesitas de mí?" Lucy le preguntó. "Quiero que continues iendo a la Cova da iria el día 13 del próximo mes y que reces el Rosario todos los días. Yo, realizaré un milagro el último mes para que todos crean." Después con un gesto muy triste les dijo: "Recen, recen mucho y ofrezcan sacrificios por los pecadores. Saben que hay muchas almas que van al infierno porque no hay nadie que recen por ellos."

 

Quinta apparición

El 13 de Septiembre, los niños y cerca de 30,000 personas estaban reunidas en Cova da Iria rezando el Rosario, poco después apareció Nuestra Señora. "Quiero que vengan el 13 de octubre y continuen rezando el Rosario para cesar las guerras. En Octubre, Nuestro Señor, Nuestra Señora de los Dolores, Nuestra Señora del Monte Carmel, y San José con el niño Jesus también vendrán para bendecir al mundo. Dios esta complacido con sus sacrificios, el no quiere que duerman amarrados, úsenla solo durante el día."

 

Sexta y Ultima Aparición

El 13 de Octubre de 1917 los niños rodeados por 70,000 personas bajo una lluvia torrencial, Lucy preguntó de nuevo a Nuestra Señora: "¿Qué deseas de mí?" ella contestó: "Yo soy Nuestra Señora, deseo que se construya una capilla aquí en mi honor, que la gente rece el Rosario todos los días. La guerra terminará. La guerra va a terminar, y los soldados pronto regresarán a casa." Luego Lucy preguntó: "¿Puedo pedirte sanaciones y conversiones?¿Los otorgarás?". "Algunos sí, otros no. Es necesario que pidan perdon por sus pecados, que no ofendan a Dios con sus pecados, ya que esta muy ofendido." "¿Quieres algo más de mí?" Lucy preguntó. "No quiero nada más." milagro Luego Nuestra Señora abrió sus manos y salió una luz que iba en dirección al sol al tiempo que Lucy le pedía a la multitud de que voltearan a verlo. Aquí el milagro se hizo patente, Lucy les pidió que voltearan a ver al sol, la lluvia se detuvo repentinamente y apareció una luz excepcionalmente brillante pero no lastimaba. El sol empezó a dar vueltas y en cada movimiento dejaba salir rayos de luz de cada color que coloreaba las nubes, el cielo, los arboles y la multitud. Permaneció por algunos momentos, luego regresó a su posición normal, se quedó por unos instantes así y repitió lo anteriormente sucedido. De repente pareció que caía sobre la multitud, que estaba mirando aterrorizadamente se arrodillaron y pidieron perdon. Mientras los niños veían a Nuestra Señora con la blanura del sol con una capa azul, San José con el niño Jesús bendiciendo al mundo, de pie a un lado de Nuestra Señora de los Dolores. Despues Nuestra Señora del Carmel terminó el milagro. La gente se dió cuenta que sus ropas estaban completamente secas.

Una de las publicaciones anti-clericales del día era O Día, se trataba del periódico de Lisboa, el más importante. El 17 de Octubre, O Día reportó lo siguiente: A la una de la tarde, la lluvia se detuvo. El cielo, de color gris, iluminó todo el paisaje con una luz extraña. El sol tenía un velo sobre él y era fácil apreciarlo. El color grisáceo se tornó en plateado que hizo que las nubes se separaran y dieran la vista de este color plateado rodeado por el color de las nubes. Se dejo escuchar un grito de toda la multitud y se arrodillaron sobre el suelo lodoso. La luz se hizo azul, como cuando una luz penetra por la catedral y se derrama sobre toda esta gente quien estaba arrodillada con las manos elevadas. El azul fue desvanesiéndose hasta tornarse en amarillo. Este amarillo cayó en contra de los pañuelos blancos ceñidos en las faldas obscuras de las mujeres. Los rayos se reflejaron en los arboles, en las piedras y en la sierra. La gente lloró y rezó con sus cabezas descubiertas ante la presencia del milagro que habían estado esperando.

El 10 de diciembre de 1925 Lucía era postulante en el Convento de las Doroteas en Pontevedra, España cuando tiene una aparición de la Virgen sobre una nube de luz, con el Niño Jesús a su lado. La Sta. Virgen puso su mano sobre el hombro de Lucía, mientras en la otra sostenía su corazón rodeado de espinas. El niño le dijo: "Ten compasión del Corazón de tu Santísima Madre. Esta cercado de las espinas que los hombres ingratos le clavan a cada momento, y no hay nadie que haga un acto de reparación para sacárselas."

Inmediatamente dijo Nuestra Señora a Lucía:

"Mira, hija mía, mi Corazón cercado de espinas que los hombres ingratos me clavan sin cesar con blasfemias e ingratitudes. Tu, al menos, procura consolarme y di que a todos los que durante cinco meses en el primer sábado se confiesen, reciban la Sagrada Comunión, recen el Rosario y me hagan compañía durante 15 minutos meditando en los misterios del rosario con el fin de desagraviarme les prometo asistir en la hora de la muerte con las gracias necesarias para su salvación"

Los elementos de los 5 primeros sábados:

1-confesión. Es esencial en el camino del arrepentimiento y la conversión.
2-Eucaristía El primer fruto de esta devoción es el culto a la Santa Eucaristía en sus tres aspectos: sacrificio, comunión y adoración.
3-rezo del Rosario con dos aspectos: oración y meditación. Se rezan cinco misterios.
4-la promesa de salvación.

Tuy En Junio del 1929, Lucía estaba ya con las religiosas, Hijas Doroteas, y describe esta aparición así:
"...de repente toda la Capilla del convento se alumbro de una luz sobrenatural, y una Cruz de luz apareció sobre el altar, llegando hasta el techo. En la claridad de la parte superior se podía ver la cara de un hombre y su cuerpo hasta la cintura. En el pecho había una paloma de luz, y clavado en la Cruz había el cuerpo de otro hombre. Por encima de la cintura, suspendidos en el aire, podía ver un cáliz y una gran Hostia, en la cual caían gotas de sangre del rostro de Jesús crucificado y de la llaga de su costado. Estas gotas, escurriendo en la Hostia, caían en el cáliz. Debajo del brazo derecho de la cruz estaba Nuestra Señora. Era Nuestra Señora de Fátima, con su corazón Inmaculado en su mano izquierda, sin espada ni rosas, pero con una corona de espinas y llamas. Debajo del brazo izquierdo de la Cruz, grandes letras, como si fuesen de agua cristalina, que corrían sobre el Altar formando estas palabras: "Gracia y Misericordia". Nos dice Lucía:` entendí que era el Misterio de la Sta. Trinidad que se me enseñó, y yo recibí luces acerca de este misterio, que no se me permite revelar".

La Virgen le dijo: "Ha venido el momento en que Dios pide al Santo Padre que en unión con todos los obispos del mundo haga la consagración de Rusia a mi Corazón, prometiendo salvarla por este medio". prevenía la difusión de sus errores y se adelantaba su conversión.

13 de mayo 1982, Juan Pablo II viaja a Fátima como peregrino para agradecer el haber salido bien del atentado sufrido un año antes en la Plaza de San Pedro y consagra la Iglesia, los hombres y los pueblos, al Inmaculado Corazón de María.

Papa Juan Pablo II25 de marzo 1984 el Papa Juan Pablo II consagra una vez más, el mundo al Inmaculado Corazón de María, en unión con todos los obispos del mundo que previamente habían sido notificados para que se uniesen con Su Santidad en esta consagración, en la plaza de San Pedro, delante de la Imagen de la Virgen. Más tarde Lucía asegura que esta consagración satisface la petición hecha por la Virgen.

13 de mayo 2000, Juan Pablo II, en su tercera visita a Fátima y ante una multitud de peregrinos, beatifica a Francisco y Jacinta y revela la tercera parte del secreto de Fátima.


www.theholyrosary.org
|Home| |Oraciones del Rosario| |Beneficios del Rosario| |Historia del Rosario| |Novena del Rosario| |Novena a María desatanudos| |Petición de oración| |Apariciones de Fátima| |Inmaculado Corazón| |Sagrado Corazón| |Galería del Rosario| |Libro Visitantes|